24.2 C
Asunción
jueves, julio 18, 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
InicioÚltimas noticiasProductores orgánicos y agroecológicos invitan al consumo responsable

Productores orgánicos y agroecológicos invitan al consumo responsable

Los sectores productivos de la agricultura orgánica y agroecológica llevan a cabo la campaña Producción y Consumo Responsable. La iniciativa busca concientizar sobre la importancia de elegir productos frescos, naturales y de comunidades campesinas e indígenas.

Bajo el lema: El poder para cambiar el planeta está en manos del consumidor responsable, la campaña busca visibilizar los productos que tienen un impacto positivo en la sociedad y en el entorno; por eso, la información sobre ellos es una herramienta muy importante para las personas al momento de elegir qué productos comprar.

“Con nuestro consumo, es decir, elecciones o preferencias, podemos fomentar el tipo de producción que deseamos. Elegir alimentos muy procesados, aunque resulte atractivo o placentero, puede afectar nuestra salud y destruir el ambiente”, explicó Hebe González, directora ejecutiva de Alter Vida.

En este sentido, extendió la invitación a la ciudadanía a que suban una foto a sus redes sociales con los productos sanos que consume, ya sea de restaurantes conscientes o de la feria orgánica o agroecológica de su localidad, utilizando #SoyConsumidorResponsable.

Por otro lado, refirió que los residuos y su disposición son un problema en la actualidad, por lo que también insta a subir una imagen o un video de la separación o reciclaje de sus basuras domiciliarias con el mismo hashtag.

En forma paralela, Alter Vida compartirá en sus redes contenido explicativo sobre los productos, así como testimonios de las familias que optan por sembrar alimentos sin sustancias químicas, y la importancia de apoyar las iniciativas rurales.

Productores y consumidores responsables

Si nos preguntamos cuáles son las acciones que convierten a un productor y a un consumidor en responsables, Genaro Ferreira, coordinador de la Cámara Paraguaya de la Producción Orgánica y Agroecológica (CPROA), cita:

Un agricultor responsable respeta la salud del consumidor al no utilizar sustancias químicas que pueden ser dañinas; cuida la naturaleza y los recursos de la producción, como el agua, el suelo y la biodiversidad; implementa procesos de producción higiénicos; busca garantizar a los consumidores la calidad del producto a través de la certificación, promueve la conservación de los bosques o planta árboles en su finca y en la comunidad; recicla y reutiliza la materia orgánica de la finca.

Por su parte, un consumidor responsable se interesa e informa sobre cómo se producen los alimentos que consume; elige alimentos naturales con mínimo procesamiento; prefiere alimentos de estación que se producen en el país o en comunidades cercanas y que no provienen de países muy lejanos; elige productos de la agricultura familiar campesina que generan fuentes de trabajo a muchas familias; apoya emprendimientos agroecológicos y orgánicos comprando de ellos y premia con su preferencia a productores y empresas responsables.

Modalidades actuales de producción y consumo

Daniela Solís, gerente de la Asociación Paraguay Orgánico, mencionó que en nuestro país se utiliza una importante cantidad de envases de un solo uso, llamados así porque se usan y se tiran. “Estos envases contaminan al acumularse, sobre todo, porque no se pueden descomponer para integrarse al suelo, tardando muchísimos años para que esto suceda. Algunos de ellos, también, producen sustancias tóxicas durante su fabricación o sus componentes tienen químicos que pueden dañar la salud”.

Solís citó que los recipientes plásticos de gaseosas (PET) pueden tardar mil años en desaparecer; las bolsas de plástico común hasta 150 años; el isopor tarda 500 años en desintegrarse y para fabricarlo se usan recursos naturales no renovables, ya que deriva del petróleo. En Estados Unidos, más de 70 ciudades ya prohibieron su uso.

Por su parte, el vidrio puede permanecer durante 4000 años, a pesar de que el desecho del vidrio es relativamente respetuoso con el ambiente porque durante el proceso no se liberan sustancias perjudiciales, aunque su disposición es un problema para los ciudadanos.

 ¿Qué está dañando nuestra salud?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualmente seis de cada diez enfermedades están relacionadas con lo que comemos, y las que encabezan son la hipertensión arterial, el colesterol alto, la deficiencia de hierro, el sobrepeso, la obesidad y la diabetes.

Las personas consumen una gran cantidad de alimentos ultraprocesados que son preparados industrialmente, extraídos de alimentos a los que se les agregan aditivos que dan color, sabor o textura. Estos productos están desplazando a los alimentos tradicionales nutritivos.

Como ejemplo de este tipo de productos se encuentran las gaseosas y otras bebidas azucaradas o edulcoradas, cereales refinados, papas fritas y otros snacks, golosinas, masitas, postres, lácteos azucarados o edulcorados, carnes procesadas, embutidos, galletitas, platos precocinados, barritas energéticas o dietéticas. Las gaseosas contienen una elevada cantidad de sustancias químicas añadidas para obtener el color, el sabor y la textura, como agua carbonatada, azúcar, saborizantes, colorantes, cafeína, ácido fosfórico. Los demás productos contienen alto grado de sal, azúcar, grasa, conservantes, presentan nitrito sódico, un conservante que mantiene los productos cárnicos y que se lo relaciona con enfermedades.

Los plaguicidas y su amenaza a la salud

Otros productos que pueden ser una amenaza para la salud son los plaguicidas usados desmedidamente en la producción agrícola. Muchos de ellos producen enfermedades agudas (en el corto plazo) y crónicas (a largo plazo).

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés) y la OMS actualizaron los criterios para declarar a un plaguicida como altamente peligroso (PAP) y algunos de ellos continúan como franja verde (menos tóxico) a pesar de que su uso implica riesgos para el productor y el consumidor.

Los cultivos orgánicos y agroecológicos evitan los productos químicos y apelan a otras técnicas preventivas, tales como el mayor cuidado del suelo, de la biodiversidad y el uso de extractos vegetales y otros bioinsumos.

Apoyar la producción orgánica y agroecológica

Por último, Daniela Solís dijo que es importante comprar de ferias o de agricultores de estas modalidades, ya que estos productores evitan el uso de plaguicidas químicos; trabajan en la recuperación del suelo y la biodiversidad; se están esforzando por acceder a una certificación para dar garantías al consumidor, cuidan la naturaleza; las técnicas que utilizan son recomendadas para hacer frente al cambio climático y pertenecen a la agricultura familiar campesina.

El Comité Técnico de Promoción de la Producción Orgánica (CTPPO) realizó un relevamiento de datos en el que señala que existen 38.308 productores que se dedican a los dos sistemas productivos, con un total de 187.384 ha cultivadas, en los 17 departamentos del país.

Hay 12.694 productores que cuentan con certificación orgánica e incluyen 115.841,98 ha; mientras que 25.614 son productores agroecológicos e incluyen 71.542,99 ha.

ARTICULOS RELACIONADOS

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

MAS POPULAR