31.7 C
Asunción
miércoles, noviembre 29, 2023
spot_img
InicioDestacadasProductores sudamericanos de soja y maíz se manifiestan en contra de la...

Productores sudamericanos de soja y maíz se manifiestan en contra de la Ley Antideforestación de la UE

A través de un comunicado conjunto, asociaciones y cámaras de productores y exportadores de soja y maíz de Argentina, Paraguay y Brasil se manifestaron en contra del Reglamento de la Unión Europea para Productos Libres de Deforestación (EUDR) establecido en el contexto del Pacto Verde Europeo (European Green Deal), ya que lo consideran una barrera comercial disfrazada de medida medioambiental que castiga a países que hace décadas vienen desarrollando sistemas de producción sostenibles. Reafirmaron, además, su compromiso de seguir satisfaciendo la demanda mundial de alimentos, producidos de conformidad con los tres pilares de la sostenibilidad: económico, social y ambiental. 

Este comunicado es el resultado del encuentro de representantes de las entidades de soja y maíz, desarrollado los días 25 y 26 de setiembre de 2023 en Brasilia, Brasil. La organización estuvo a cargo de la Confederación Brasileña de Agricultura y Ganadería (CNA) y en representación de Capeco participó nuestra asesora en Comercio Exterior, Lic. Sonia Tomassone.  

A continuación, compartimos el documento completo:  

DECLARACIÓN CONJUNTA DE LOS PRODUCTORES SUDAMERICANOS DE SOJA Y MAÍZ EN RELACIÓN CON LA LEY ANTIDEFORESTACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA

Brasilia, 26 de setiembre de 2023

Responsable de la producción de 190,1 millones de toneladas de soja y 175,8 millones toneladas de maíz, que representan, respectivamente, el 51,3% y el 15,2% de la producción a nivel mundial, productores de Brasil, Argentina y Paraguay, aquí representados, expresan, a través de este documento, inquietudes respecto al Reglamento de la Unión Europea para Productos Libres de Deforestación (EUDR) establecido en el contexto del Pacto Verde Europeo (European Green Deal).

En las últimas décadas los productores rurales de América del Sur, con el uso de la tecnología, han invertido en prácticas sostenibles de producción de alimentos. Sin embargo, hubo un aumento significativo de la adopción de medidas proteccionistas por parte de algunos países importadores que utilizan preocupaciones medioambientales como justificación. Estas son iniciativas que invierten la carga de la prueba, generalizan la culpa e imputan a los regulados la costosa demostración de su inocencia.

Relativizan así, a través de leyes, normas o barreras comerciales, el hecho de que nuestra agricultura se construye sobre los pilares de la sostenibilidad y la preservación ambiental. Por lo tanto, las entidades que representan a los productores rurales de soja y maíz se reunieron para discutir y medir el impacto en el futuro de la producción de estos alimentos frente a las barreras injustas impuestas por el EUDR.

La ley en cuestión es una barrera comercial disfrazada de medida medioambiental que traerá impactos considerables en el costo de producción, aumento en los precios de los alimentos y causará distorsión del comercio mundial. Son condiciones retroactivas, que van más allá de la legislación nacional actual y presentan el riesgo de eliminar, principalmente, pequeños y medianos productores de la actividad. El reglamento también viola la soberanía de los países exportadores, va más allá de los poderes reguladores de la Unión Europea y se colocan en una posición discriminatoria, violando los principios de responsabilidades comunes del Acuerdo de París.

Las medidas contenidas en el EUDR no suponen ningún tipo de reconocimiento a la gran mayoría de los productores rurales que preservan el medio ambiente. Es una medida esencialmente punitiva, con mayores riesgos y costos para el operador privado.

La clasificación de riesgo ambiental definida subjetiva y unilateralmente por el EUDR es inaceptable, ya que afecta la imagen y reputación de los países, distorsionando el comercio internacional, perjudica el acceso al crédito e implica un aumento de los costos de transacción de los países. Los impactos presentados ocurrirán incluso si estos países son ejemplo en regulación y preservación ambiental durante años, independientemente de cualquier legislación y acuerdos internacionales, resultando en la garantía de mantener una gran parte de sus territorios cubiertos por vegetación nativa en volúmenes mucho mayores a los que se practican en Europa.

Los productores aquí representados por sus entidades reafirman su compromiso de seguir satisfaciendo la demanda mundial de alimentos, producidos de conformidad con los tres pilares de la sostenibilidad: económico, social y ambiental. Las entidades están abiertas al diálogo con el objetivo de buscar una solución que beneficie a todos los eslabones de la cadena. Destacamos la importancia de revisar esta legislación, excluyendo las clasificaciones de países por ser incompatibles con las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y convenios multilaterales sobre medio ambiente.

Asociación Argentina de Maíz y Sorgo – MAIZAR

Asociación Brasileña de Productores de Maíz – ABRAMILHO

Asociación Brasileña de Productores de Soja – APROSOJA BRASIL

Asociación de la Cadena de la Soja Argentina – ACSOJA

Asociación de Productores de Soja, Oleaginosas y Cereales del Paraguay – APS

Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas – CAPECO

Confederación de Agricultura y Ganadería de Brasil – CNA

Fuente: Capeco

ARTICULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

MAS POPULAR