18.6 C
Asunción
martes, julio 23, 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
InicioDestacadasEl Gobierno argentino no daría marcha atrás con las retenciones a la...

El Gobierno argentino no daría marcha atrás con las retenciones a la soja

El Gobierno argentino se encuentra en medio de negociaciones con la oposición para la aprobación de la ley ómnibus, un proyecto de ley integral que abarca diversos aspectos de la política económica y fiscal del país.

Aunque el texto final aún no ha sido revelado, se espera que incluya cambios en la propuesta original, especialmente en lo que respecta a los ajustes semestrales en las jubilaciones.

Una de las principales controversias en torno a esta ley es el tema de las retenciones a la soja y el aceite de soja. Las provincias productoras, como Córdoba y Santa Fe, han expresado su preocupación por estas retenciones y han solicitado su eliminación.

Sin embargo, el Gobierno se ha mantenido firme en su postura de no dar marcha atrás en esta medida, argumentando la necesidad de reducir el déficit y evitar el despilfarro del pasado. La oposición, por su parte, ha expresado su desacuerdo con el aumento de las retenciones.

El gobernador radical de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, ha afirmado que esta medida perjudica a los productores, que son el motor del cambio que el país necesita. A pesar de las críticas, el Gobierno ha dejado claro que no está dispuesto a recortar en áreas como Salud o Educación, por lo que considera que las retenciones son necesarias para mantener el equilibrio fiscal.

A medida que se pulen los detalles del texto final de la ley ómnibus, el Gobierno confía en lograr su aprobación esta semana. El ministro del Interior, Guillermo Francos, ha expresado su optimismo y ha destacado el apoyo que han recibido por parte del Congreso.

Sin embargo, también ha reconocido la impaciencia del Presidente y su preocupación por no perder tiempo en la transformación del país. La ley ómnibus también contempla una reforma tributaria y la eliminación de las exenciones al impuesto a las ganancias. Estos puntos han generado debate y se espera que se llegue a un consenso en el Congreso.

El Gobierno ha dejado claro que está dispuesto a escuchar todas las posiciones y buscar soluciones que beneficien al país en su conjunto. En caso de que el nuevo texto no sea aceptado, el Gobierno está preparado para llevar el proyecto al recinto y enfrentar el debate en la Cámara de Diputados.

Una alta fuente del Poder Ejecutivo ha afirmado que aquellos que rechacen el proyecto quedarán en evidencia. A pesar de las tensiones y las críticas, el Gobierno se mantiene confiado y ha restado importancia al paro general convocado por la CGT, asegurando que no tendrá un impacto significativo en el país.

En resumen, el Gobierno argentino se mantiene firme en su postura sobre el proyecto de ley ómnibus. Aunque se esperan cambios en el texto final, el Gobierno no está dispuesto a ceder en temas como las retenciones a la soja y el aceite de soja.

Confía en lograr la aprobación de la ley esta semana y continúa trabajando para impulsar la transformación del país. A pesar de las críticas y el paro general convocado por la CGT, el Gobierno se muestra confiado en que sus políticas económicas y fiscales son necesarias para el desarrollo de Argentina.

ARTICULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

MAS POPULAR