24.2 C
Asunción
jueves, julio 18, 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
InicioÚltimas noticias“El negocio forestal va a ser el tercer producto clave de exportación...

“El negocio forestal va a ser el tercer producto clave de exportación de Paraguay”

por IVÁN ROJAS – Marketdata

Conor McEnroy, presidente del Banco Sudameris, considera que el sector forestal crecerá tanto en la próxima década, que será igual de importante que la carne para nuestro país.

Estimó que a lo largo del próximo quinquenio, las inversiones en este rubro rondarán los USD 7.000 millones y generarán más de 1 millón de hectáreas forestadas a nivel nacional.

Actualmente, se encuentra en expectativa de avanzar una inversión de más de USD 3000 millones en nuestro país, por parte de Paracel para la creación de una planta de celulosa. A partir de esto, el negocio forestal tiene un gran potencial a partir de la necesidad de proveedores de materias primas que tendrá esta gran fábrica en el Departamento de Concepción. 

En conversación con MarketData, Conor McEnroy, presidente del Banco Sudameris, estimó que en los próximos años, el sector forestal se convertirá en uno de los rubros más importantes de la economía paraguaya. Comentó que incluso desde ahora, se encuentran buscando fuentes de financiamiento a largo plazo para la generación y colocación de plantines, ya que existe un negocio de gran escala a ser explotado para los próximos años. 

Incluso, vaticinó que en los próximos años, el sector forestal será tan importante como el de la carne para la economía paraguaya. Cabe mencionar en este sentido, que según el registro del Banco Central, las exportaciones de carne movieron unos USD 1.842 millones a lo largo del año pasado y en lo que va de este año movieron unos USD 937 millones. 

También afirmó que durante los próximos cinco años, el sector forestal podría recibir fácilmente inversiones por valor de USD 7.000 millones y que agregaría unas 1,3 millones de hectáreas de forestación a las 2,7 millones que existen actualmente en nuestro país. 

Por otra parte, vio con buenos ojos la incursión del próximo gobierno en temas sociales y económicos, así como elogió las reformas estructurales del Estado que se encuentran llevando adelante, con especial énfasis en la unificación de Aduana con la Secretaría de Tributación, que ahora ya son un ente único, ya que esto funciona así en el resto del mundo, según comentó. 

En este contexto cabe mencionar que, recientemente, el Banco Sudameris estructuró exitosamente un préstamo sindicado al sector forestal, inicialmente por valor de USD 100 millones a favor de Paracel, y los fondos serán destinados al plan anual del área forestal de esta empresa. 

Según se apunta desde el banco, esta estructuración fue posible gracias al apoyo y colaboración de las demás entidades financieras involucradas, ya que además del Sudameris, que ha actuado como estructurador y financista, también se han sumado como prestamistas el Banco Familiar, Visión Banco, Banco Atlas y Banco Nacional de Fomento.

Por su parte, la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), en su rol de Banca Pública de Desarrollo, ha acompañado a los Bancos Prestamistas confiando en éste proyecto, otorgando fondeo de largo plazo por el 50% del monto total de ésta estructuración. 

Además, actuó como agente fiduciario la financiera Finexpar.

Como agentes del sector financiero, ¿cómo está viendo el traspaso de mando y al nuevo gobierno?

Yo siento desde afuera de país mucho optimismo y mucha expectativa, este gobierno es visto de afuera como un gobierno de alta competencia técnica y entonces la expectativa es muy alta. De lo que escuché del discurso del presidente, la parte que más me gustó fue su compromiso de recomponer la transparencia en la contabilidad del sector público, que tiempo atrás fue removida, pero el prometió que va a recomponerla, para que se pueda saber en qué se usa el dinero. 

Además hay tres o cuatro reformas muy importantes para el desarrollo del país, y el presidente Peña está muy focalizado en trabajo y casas. 

¿Qué opina usted sobre las reformas que tienen que ver con la Superintendencia de Valores y el Ministerio de Economía?¿Ve que esto pueda ayudar a que el sector privado siga creciendo?

El tema de sacar la Aduana del departamento de impuestos, fue una idea de Nicanor (Duarte Frutos) que no entiendo por qué lo hicieron. En ningún país una entidad que recauda impuestos reporta directamente al presidente, entonces gracias a Dios esto se ha revuelto, esto es nada más que retornar a la normalidad. 

El tema de las Superintendencias te lo pongo en palabras muy simples, yo no creo en la “autorregulación”. La gente que se quiere autorregular con temas como el bitcoin solo dice tonterías.

En una sociedad normal si tengo el privilegio de tener la licencia para operar en un sector donde en, cualquier sentido, mi propuesta de negocios es pública y tiene que ver con operar dinero de terceros, debo ser regulado, y esto va a para bancos, fondos de pensión, empresas de seguros, o cualquier empresa en el ámbito financiero, incluso casas de cambio y casas de créditos.

Cuando tu estas trabajando con plata del público, debes ser regulado, ¿cuál es el problema?¿qué hay que ocultar?, entonces es sentido común. 

¿Qué opina de la designación de Carlos Carvallo como presidente del Banco Central y qué esperarían en términos de regulación, como agentes del sistema financiero?

Me encontré con él un tiempo atrás y me pareció una persona “con los pies bien puestos sobre la tierra”, yo pienso que el Directorio del BCP va a ganar con la experiencia que tiene este señor. 

Hay que recordar que Paraguay fue muy fuertemente golpeado por el año 1998 en el sistema financiero y mucha gente perdió sus ahorros, eso ahora no ocurre más. Hemos tenido el colapso de varias instituciones y nadie perdió un centavo, todo ocurrió sin quejas. 

Yo pienso que lo que necesitamos en todo este asunto es seriedad y competencia, no necesitamos a la gente más brillante, necesitamos a gente consistente y confiable. 

¿Cómo ve a nivel general la situación general de la economía para el nuevo gobierno?

En comparación con la región, Paraguay es un paraíso. Tenemos todavía la misma moneda desde que se inició, mi punto es que internamente nos quejamos mucho, pero el país está andando bien, lento pero bien. Yo pienso que el nuevo equipo tiene una visión mucho más clara de las necesidades de la gente. Al fin de la historia, lo que quiere la gente es un trabajo digno, sin trucos, segundo quiere acceder a una casa y que sus hijos puedan avanzar mejor, ese es el típico sueño de la clase media en todas partes. 

Paraguay está avanzando en eso. Yo soy extranjero y vine al país hace veinte años con el plan de quedarme dos años, y todavía estoy aquí. El país que yo encontré cuando llegué no existe más, y Paraguay está poniendo la casa en orden con mucha velocidad. Hay que recordar que el país sufrió varias décadas de militares en el Palacio y en ese tiempo mataron toda la memoria institucional de lo que era la democracia civil. 

Este país tiene treinta años en su forma actual (democrática), y es impresionante lo que se ha logrado. Yo a veces hablo con los extranjeros y me dicen que en Paraguay podemos hacer cría de animales, otros descubrieron el negocio de la soja, pero ahora mirá la inversión que hizo Paracel, que es de USD 4000 millones en el negocio forestal. 

Yo veo esto como la tercera pierna clave de los productos de exportación de Paraguay. Mi predicción es que el negocio forestal va a ser igual de importante que el de la carne.

¿El sistema financiero está preparado para financiar este tipo de negocio, que supone plazos bastante largos?

Estamos trabajando mucho para eso, en los últimos años he pasado mucho tiempo afuera tocando puertas en multilaterales y bancos de desarrollo en todo el mundo para conseguir financiamiento a largo plazo de modo a que nos presten el dinero y nosotros podamos prestar, en los términos que aguante el flujo de caja de esta actividad. 

En Paraguay somos bien conservadores. Los bancos de desarrollo en Holanda son los que más están dando este tipo de financiamiento, y europeos en general, pero ahora vamos a hablar con gente de Estados Unidos para este tema en particular.

¿Hablamos de plazos de 15 o 20 años para este tipo de actividad? 

Yo no acepto plata con plazos menores a diez años, porque el ciclo de forestación es digamos de siete años, pero a veces se necesita un poco más para evitar problemas. 

¿Ya ven clientes potenciales en este sector?

La cadena de actividades de un banco, comienza con el embrión, y termina con un producto acabado, pero hay varias etapas intermedias. Hemos financiado una gran cantidad de empresas y viveros que hemos financiado para hacer plantines en los últimos años, eso se está haciendo muy bien, hay gente joven montando sus empresas.

Luego los plantines deben ser colocados, y ya están empezando a haber empresas que están haciendo esta parte del proceso. Yo conozco dos o tres empresas paraguayas que ya enviaron gente a países como Noruega y Finlandia para trabajar por un año el negocio forestal y ver cómo es que están haciendo. 

Solamente a la planta de Paracel va a llegar un camión cada tres minutos, y este es solamente el transporte de los palos. El desarrollo que esta actividad va a dar al país es fenomenal. 

Usted mencionó que este negocio podría equipararse al de la carne en los próximos años, ¿de cuánto tiempo estamos hablando para que ocurra eso?

Si mal no recuerdo, en la parte oriental tenemos 2,7 millones de hectáreas de forestación, con la ley de 0 deforestación. Estimamos que la actividad forestal, va a agregar 1,3 millones de hectáreas de forestación en los próximos diez años. Durante este gobierno yo veo una inversión en este sector fácilmente de USD 7.000 millones, que es 20% del PIB.

Fotografía: Revista Plus. 

ARTICULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

MAS POPULAR