24.2 C
Asunción
jueves, julio 18, 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
InicioDestacadasChina y Latinoamérica: ¿cómo evoluciona la relación comercial con el gigante asiático?

China y Latinoamérica: ¿cómo evoluciona la relación comercial con el gigante asiático?

China se ha convertido en un actor económico clave en el escenario mundial y su influencia en América Latina es innegable

La relación comercial entre China y los países latinoamericanos ha experimentado un profundo cambio en las últimas décadas, impactando directamente en las economías de la región. En este artículo, exploraremos cómo evoluciona esta relación y qué países de América Latina dependen más de las exportaciones y la inversión china.

Dependencia en las exportaciones hacia China

China es actualmente la segunda economía del mundo y su demanda de commodities es insaciable. Varios países latinoamericanos han visto cómo sus economías están directamente vinculadas a lo que sucede en el gigante asiático. Chile y Perú lideran la lista en términos de exposición, principalmente debido a sus exportaciones de minerales, especialmente cobre. Brasil y Uruguay les siguen de cerca, mientras que Argentina y Colombia mantienen una dependencia menor. Los minerales, en particular, representan una parte significativa de las exportaciones de Chile y Perú.

Sin embargo, Argentina se destaca en la exportación de productos alimentarios, lo que constituye un componente esencial de sus envíos a China. Uruguay y Argentina dependen en gran medida de las exportaciones de alimentos, representando un porcentaje significativo de sus exportaciones totales a China.

Por otro lado, México mantiene una menor dependencia en lo que respecta al comercio con China, ya que las empresas mexicanas han fortalecido sus relaciones comerciales con Estados Unidos.

Inversión directa proveniente de China

En cuanto a la inversión directa, Argentina y Brasil han experimentado un aumento significativo en los últimos tres años. China ha contribuido con un 22% de la inversión extranjera directa total recibida por Argentina y un 11% por parte de Brasil. Perú, México y Chile también han recibido inversiones chinas, aunque en menor medida, representando un 9%, 7% y 6%, respectivamente, del total de inversión directa extranjera en cada uno de estos países.

La distribución por sectores revela que Argentina, Perú y Colombia han recibido inversiones chinas relacionadas principalmente con la minería, mientras que México y Uruguay se destacan en la industria automotriz. Chile concentra sus inversiones chinas en el sector de energía, mientras que Brasil experimenta una diversificación en varias industrias.

Impacto en las monedas y acciones de la región

Un mayor deterioro económico en China podría ejercer presiones en las monedas de América Latina, afectando los retornos en dólares de los índices accionarios. México muestra el menor grado de sensibilidad en sus acciones a las fluctuaciones en China, mientras que Argentina y Colombia son más susceptibles a estos movimientos.

Situación económica actual de China

Según un artículo reciente de Bloomberg, la economía de China experimentó un aumento en el último trimestre, impulsado por el aumento del gasto en diversos sectores. El PIB creció un 4,9% interanual y un 1,3% respecto al trimestre anterior, superando las expectativas. Esto se debió en parte a los estímulos del gobierno y al crecimiento de las ventas al por menor. A pesar de este crecimiento, persisten preocupaciones debido a la incertidumbre en el mercado inmobiliario y una demanda interna debilitada.

Conclusión

La relación entre China y América Latina continúa evolucionando, y la dependencia de la región de las exportaciones y la inversión china es un factor clave en sus economías. China se ha convertido en el principal socio comercial de muchas naciones latinoamericanas, y su influencia se extiende a una variedad de sectores económicos. Sin embargo, las incertidumbres sobre la economía china y su impacto en América Latina siguen siendo un tema de preocupación y debate. La región debe mantenerse atenta a los desarrollos en el gigante asiático y diversificar sus relaciones comerciales para mitigar los riesgos asociados con la dependencia en China.

Fuente: Agrolatam.com

ARTICULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

MAS POPULAR